Cuando decides migrar, la ciudadanía que ostentes es muy importante de cara a conocer tu situación jurídica en Alemania. Deberás considerar muchos factores, y conocer las oportunidades que vas a tener de poder vivir y trabajar legalmente es uno de los principales. Para ello, la ciudadanía es fundamental, ya que es el que te va a indicar qué tramites deberás hacer antes de encontrar un empleo.

Como sabes muy bien, se trata de un país donde las oportunidades laborales son numerosas y las condiciones de los trabajadores son bastante buenas, por lo que el factor trabajo ocupa un lugar destacado. Dado que Alemania necesita unos 400.000 inmigrantes al año para mantener su nivel económico, se ha preparado a conciencia para recibir personas de todas partes del mundo e integrarlas en su sociedad. Se ha convertido en un país de acogida en el que te será fácil encontrar apoyos oficiales y no oficiales que te ayuden a construir una nueva vida desde cero.

Si te vas a instalar aquí, lo primero que debes saber es cuál es tu ciudadanía y saber cómo debes actuar dependiendo de ella. Así que vamos a ver cuáles son las diferentes situaciones en las que te puedes encontrar.

Documentación básica para viajar por el mundo

A grandes rasgos, podemos decir que existen 4 documentos que debes tener en cuenta si pretendes viajar por el mundo, y también a Alemania, como no podía ser de otro modo. Dependiendo de tu ciudadanía y de los acuerdos firmados entre tu país y el país al que te desplaces, necesitarás unos u otros. Cada uno de estos documentos es diferente de los demás, y es importante que tengas sus diferencias bien claras para saber qué necesitarás en cada caso:permiso-de-residencia-alemania

  • La tarjeta de identidad de cada país (en España es el Documento nacional de Identidad o DNI, en Alemania es el Personalausweis, en Francia es la Carte Nationale D`Identite, etc.). En el caso de Europa, se trata de documentos propios de cada país, aunque todos son parecidos. Pueden ser obligatorios, o no. Por ejemplo, en España es obligatorio tener un DNI a partir de los 14 años, pero en Francia no lo es. Estos documentos te permiten operar dentro de las fronteras de cada país. Normalmente, la licencia de conducir o el pasaporte permiten lo mismo.
  • El pasaporte. Este documento es universal (todos los países pueden emitir el suyo), y es necesario para viajar desde un país a otro. También puede presentarse dentro de cada país en lugar de la tarjeta nacional de identidad. Existen acuerdos entre algunos países que eximen a sus ciudadanos de presentar un pasaporte para entrar. Un ejemplo es el Espacio Schengen, del que hablaremos más adelante.
  • El visado. Es el documento con el que un país te da permiso para atravesar sus fronteras. Se trata de un sello que se estampa en las páginas de tu pasaporte, no es un documento con entidad física propia. Se expide en las embajadas del país receptor en tu propio país. Existen acuerdos bilaterales entre algunos países que eximen a sus ciudadanos de presentar un visado para entrar en determinadas circunstancias.
  • El permiso de residencia. Si pretendes quedarte a vivir en un país, necesitarás un permiso de residencia. Se trata de la autorización que ese país te concede para que vivas dentro de sus fronteras durante un tiempo determinado.

Es importante tener bien clara la diferencia entre estos cuatro documentos. Cada uno de ellos puede obtenerse en función de tu ciudadanía, y debe utilizarse para una circunstancia concreta. Dependiendo de cuál tengas, te permitirá hacer unas cosas u otras. Pero se trata de los 4 documentos básicos que necesitarás para poder moverte entre países.

Ten en cuenta que dependiendo de tu ciudadanía y del motivo de tu viaje, es posible que necesites otros más específicos, como puedan ser CVs, matrículas universitarias, certificados matrimoniales u otros. Pero estos son los cuatro que debes tener controlados desde el principio, y debes saber qué es cada cosa y para qué vale.

Documentación básica que necesitarás para viajar a Alemania en función de tu ciudadanía

Ya hemos visto los principales documentos que necesitarás para poder viajar por el mundo. Pero ahora tenemos que saber qué es necesario para poder viajar a Alemania, y ya de paso, a muchos países europeos con condiciones muy parecidas.

Bien, pues el documento o los documentos que necesitarás dependen de tu ciudadanía. Como regla general, deberás tener en cuenta que un país del entorno europeo lo tiene más fácil que un país que no pertenezca a este entorno.

Pero incluso en el caso de que tu ciudadanía sea europea, existen diferencias. ¿Y cuáles son? Pues dependerá de si tu país pertenece a la Unión Europea (Irlanda), al Espacio Schengen (Noruega), a ambos (Italia) o a ninguno (Reino Unido). Veamos los casos por el orden que hemos dicho:

Si tienes ciudadanía de un país de la Unión Europea

En caso de que el país cuya ciudadanía ostentas pertenezca a la Unión Europea, pero no al Espacio Schengen, necesitarás un pasaporte para viajar a Alemania.

Existen 5 países de la Unión Europea que no pertenecen al Espacio Schengen: Irlanda, Croacia, Bulgaria, Rumanía y Chipre. De éstos, hay uno que no tiene intención de entrar en el futuro, que es Irlanda. Los otros cuatro sí tienen planificado ingresar en el Espacio Schengen. En el caso de Croacia, su ingreso está pensado, en principio, para 2024.

Si tienes ciudadanía de un país del Espacio Schengen

En caso de que el país cuya ciudadanía ostentes pertenezca al Espacio Schengen, pero no a la Unión Europea, será suficiente con una tarjeta de identidad para viajar a Alemania. También puedes utilizar el pasaporte, ya que se trata de un documento “superior”. Es decir, vale para lo mismo que la tarjeta de residencia, y además para más cosas.

Existen 3 países que no pertenecen a la Unión Europea, pero sin embargo sí que pertenecen al Espacio Schengen: Islandia, Noruega y Suiza.

Si tienes ciudadanía de un país que pertenece a la Unión Europea Y al Espacio Schengen

En caso de que tu país pertenezca a la Unión Europea y también al Espacio Schengen, necesitarás una tarjeta de identidad para viajar a Alemania, ya que se aplica la normativa menos restrictiva. En este caso, puedes utilizar también un pasaporte.

Los países que pertenecen a la Unión Europea y también al Espacio Schengen son Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Polonia, Portugal, República Checa y Suecia.

Si tienes ciudadanía de un país que no pertenece a la Unión Europea ni al Espacio Schengen

En caso de que tu país no pertenezca a la Unión Europea y tampoco al Espacio Schengen, necesitarás un pasaporte y un visado para viajar a Alemania.

Puede haber excepciones dependiendo de tu país, ya que puede ser que exista un acuerdo bilateral entre tu país y el Espacio Schengen. En este caso, puede no ser necesario un visado dependiendo del motivo de tu viaje y del tiempo que vayas a pasar en Alemania. Pero como norma general, se puede decir que sí que te resultarán necesarios ambos documentos. Para saber qué excepciones hay, puedes leer nuestra entrada para el visado para Alemania, o bien consultar con la embajada alemana en tu país.

Por otro lado, ten en cuenta que, si tu nacionalidad es de un país con estas circunstancias de no pertenencia, también vas a necesitar un permiso de residencia temporal (Aufenthalserlaubnis) para poder establecerte en Alemania durante mas de 90 días. Así que es importante que tengas en cuenta que en esta situación puedes necesitar 3 de los documentos de los que hemos hablado: pasaporte, visado y permiso de residencia.

Si tienes ciudadanía de un país de la Unión Europea o del Acuerdo Schengen

Si tu nacionalidad es la de alguno de los países del Espacio Schengen o de un país de la Unión Europea, te resultará muy fácil establecer tu residencia en Alemania, ya que te asiste el derecho a la libre circulación. No tienes la obligación de solicitar visado ni un permiso de residencia.ciudadania

No obstante, todo ciudadano de la Unión o del Espacio Schengen tiene las mismas obligaciones que los ciudadanos alemanes con respecto a los trámites necesarios para formalizar y notificar a las autoridades tu lugar de residencia. En este caso, lo que debes hacer es sencillo: deberás acudir a las oficinas del ayuntamiento (Bürgerbüro/Bürgeramt/Kundenzentrum) para registrarte o empadronarte, y seguir el procedimiento habitual para cualquier ciudadano alemán. Este proceso se llama hacer el Anmeldung. Tus familiares deberán hacer lo mismo.

Si la ciudadanía de tus familiares no es de ninguno de estos países, pueden tener que solicitar un visado para poder vivir en Alemania. Si te casaste en tu país, es posible que simplemente solicitando un permiso de matrimonio (que tendréis que solicitar en alemán o traducir al alemán con una traducción jurada) tu pareja pueda viajar contigo, para evitar el trámite de la solicitud de visado.

Una vez estén en Alemania, tus familiares deberán dirigirse a la oficina de extranjería de tu zona, donde recibirán una tarjeta de residencia. Esta tarjeta les habilitará para residir en Alemania. Aquí podrás encontrar tu oficina de extranjería más cercana y la ubicación de la Bürgerbüro en función de la zona en la que residas.

Si no tienes ciudadanía de un país de la Unión Europea o del Acuerdo Schengen

Si tu nacionalidad no es la de alguno de los países del Espacio Schengen o de un país de la Unión Europea, tendrás que hacer más trámites para poder establecerte en Alemania

visa-alemaniaYa hemos hablado de la necesidad de un pasaporte para poder viajar, un visado para poder entrar en Alemania y un permiso de residencia para poder instalarte. Ten en cuenta que hay algunos países que no necesitan visado para entrar en Alemania. Pero si pretendes quedarte por un periodo superior a 90 días, lo vas a necesitar, en cualquier caso.

Lo primero que debes hacer es ponerte en contacto con la embajada alemana en tu país, ya que hay diferentes tipos de visado en función de los motivos de tu viaje y del tiempo estimado de estadía. Allí te indicarán la documentación concreta que debes aportar. Te recomiendo que seas paciente, ya que el trámite puede alargarse varios meses.

Sólo con el visado Schengen puedes permanecer en Alemania hasta 90 días en cada periodo de 180 días dependiendo del motivo de tu viaje. Por entendernos, 3 meses de cada 6. Pero si quieres instalarte en Alemania necesitarás obtener un permiso de residencia alemán (Aufenthaltstitel).

Es posible que ya tengas un permiso de residencia de otro país europeo que no es Alemania. En ese caso sólo podrás residir en el país que te lo haya concedido. Para entrar en Alemania usando ese permiso de residencia necesitarás tu pasaporte y tu tarjeta de residencia. Y aunque tengas un permiso de residencia de otro país, para residir en Alemania tendrás que solicitar uno alemán. No será suficiente con uno de otro país.

 Permiso de residencia

Recuerda que antes hablábamos de los documentos más importantes a tener en cuenta a la hora de migrar. Entre ellos estaban el visado y el permiso de residencia. Dijimos que el primero te habilitaba para entrar y estar en Alemania, y el segundo para residir. Bien, pues esta distinción es importante, porque a la hora de vivir por un periodo más o menos largo en Alemania, el visado no es equivalente al permiso de residencia.

Mientras que el visado se tramita en la embajada alemana en tu país, el permiso de residencia se tramita ya en suelo alemán. Es importante solicitar cita en la oficina de extranjería (Ausländerbehörde). El plazo para obtener un permiso de residencia es de 3 meses desde la fecha de entrada en el país. Esta fecha aparecerá reflejada en el visado.

El visado cumple la función de un permiso de residencia durante un periodo de 3 meses, ya que te habilita para permanecer en Alemania. Por tanto, si en los primeros 3 meses desde que entraste en Alemania te solicitan el permiso de residencia y tú enseñas el visado, no te debería suponer un problema.

Ten en cuenta que siempre es importante tener en cuenta los plazos y las citas. Lo mejor es que solicites una cita en la oficina de extranjería cuando llegues, ya que así no tendrás que preocuparte por retrasos en la cita, en la tramitación o en cualquier otra parte del proceso.

Dependiendo de cuánto tiempo hayas residido en Alemania y de la modalidad de visado con el que hayas entrado en Alemania, podrás solicitar un permiso de residencia u otro. Por lo general, el primero al que podrás acceder es el temporal.

Cada uno de los permisos de residencia que concede el estado alemán tiene requisitos diferentes, y para aquellas personas que no están familiarizadas con los trámites burocráticos puede resultar un poco confuso. Pero no te preocupes, aunque la burocracia pueda parecer complicada y oscura, al final conseguirás tu objetivo. Es cuestión de paciencia y tesón.

Tipos de permisos de residencia

Los principales permisos de residencia para estancias prolongadas en suelo alemán son los que ves listados debajo. Para tramitarlos deberás dirigirte a la oficina de extranjería de tu ciudad o municipio (Ausländerbehörde):

Permiso de trabajo

Aunque puedas residir legalmente en Alemania, es fundamental que sepas que el permiso de residencia no implica permiso de trabajo. Esto es importante y debes enterarte bien en el momento de solicitar el visado, porque hay algunos que te permitirán poder trabajar en Alemania y otros no, o que pueden restringir tu ámbito laboral a determinadas ocupaciones.permiso-trabajo-alemania

El permiso de trabajo debe ser solicitado en el mismo momento que el permiso de residencia, y aparecerá especificado en tu tarjeta de residencia. Sólo podrás solicitarlo en el caso de permiso por motivos de trabajo, Tarjeta Azul UE y alguno de los familiares. Si no dispones de un permiso de trabajo, no podrás trabajar legalmente en Alemania.

No obstante, ten en cuenta que los asuntos de ciudadanía son complejos. Existen muchas excepciones dependiendo de si vienes a estudiar o a trabajar, si tienes algún familiar directo con ciudadanía europea, el tiempo que vayas a estar…

En Alemania en tu Idioma podrás encontrar una orientación bastante precisa sobre los trámites generales que deberás hacer y los organismos oficiales a los que deberás acudir. La idea es que tengas una orientación general clara de los principales trámites. Vamos a decir que el objetivo es que tengas clara la estructura general de los trámites que deberás hacer si te planteas migrar, pero no encontrarás información concreta sobre cada una de las excepciones y casos particulares. Para eso necesitarás una asesoría especializada en asuntos migratorios.

Si quieres informarte primero de forma personal, ten en cuenta que lo mejor que puedes hacer para garantizarte que sigues adecuadamente los pasos a seguir es asegurarte siempre de acudir a organismos oficiales o a asociaciones de inmigrantes que tengan cierto reconocimiento. Esta forma de hacer los trámites requiere tiempo y dedicación. Si lo tienes, es buena forma de hacer las cosas, ya que vas a aprender muchísimo.

No obstante, no todo el mundo tiene el tiempo o las ganas de ir informándose de manera personal de los detalles de cada trámite, dada la complejidad y la cantidad de particularidades de las leyes migratorias. Por ello, si prefieres un trato más personalizado, siempre puedes acudir a una asesoría que pueda ofrecerte información precisa sobre los diferentes tipos de permisos de residencia y trabajo que se pueden obtener en Alemania.

X