Si ya estás en Alemania y estas empezando tu andadura por este hermoso país, conviene que conozcas el Jobcenter y su ayuda estrella, el Hartz IV, ya que es uno de esos recursos que tienes a tu alcance para que, si vienen mal dadas, tu experiencia migratoria no se convierta en una pesadilla. ¿Y qué es eso? Pues el Jobcenter es una agencia de colocación estatal. Y el Hartz IV es la principal ayuda económica que ofrece.

Lo primer que tienes que saber del Jobcenter es que el es sitio donde se tramitan y gestionan ayudas a las que tienes derecho en caso de encontrarte en una situación donde tus recursos son muy limitados. Sus funciones básicas consisten en ayudar a las personas en situación de desempleo en Alemania a encontrar trabajo, por un lado, y garantizar un sustento suficiente para sí y para su familia durante el proceso, por otro.

Es cierto que se trata de subsidios a los que se debe acudir si te encuentras en una situación económica muy complicada. Pero tienes que tener claro que en ningún caso se trata de “paguitas para vagos” ni de limosnas: esas ayudas son derechos que tienes por residir en Alemania o por ostentar ciudadanía alemana.

No obstante, si bien las prestaciones que proporciona el Jobcenter son derechos, ten en cuenta que implican encontrarse en situaciones muy determinadas y en contraer ciertas obligaciones para con el Estado y la sociedad, que son su contrapartida lógica. Para poder acceder a las ayudas que ofrece, deberás cumplir ciertos requisitos y algunos compromisos que adquieres al solicitarlas.

Si quieres saber más o solicitar una cita, deberás consultar el portal de Jobcenter.de, donde puedes encontrar el Jobcenter de tu ciudad. Desafortunadamente, este portal sólo está en alemán.

También puedes encontrar más información en el Jobcenter digital de la Bundesagentur für Arbeit. Aquí te informarán de muchas de las opciones que la agencia estatal de empleo te ofrece. Aunque este portal también está sólo en alemán.

Hartz IV: Arbeitslosengeld II, prestación por desempleo II o prestación por desempleo no contributiva.

¿Qué es el Hartz IV?

El Hartz IV, también conocido como Arbeitslosengeld II, es un subsidio de desempleo gestionado desde el Jobcenter que se recibe en caso de que tus actuales ingresos no te permitan mantenerte de forma autosuficiente o no te permitan mantener a tu familia.

arbeitslosengeld-iiEs un dinero, muy controlado por parte del Estado, que podrás cobrar mientras no trabajes por no poder encontrar un empleo o, pese a trabajar, tus ingresos resulten insuficientes. Se trata de una prestación monetaria mensual destinada a que alcances el mínimo necesario para poder vivir con dignidad.

Arbeitslosengeld I y Arbeitslosengeld II

El Arbeitslosengeld I es la prestación que se te paga a partir de la cantidad que hayas pagado por el seguro de desempleo (Arbeitlosenversicherung) mientras trabajabas. Por tanto, la cantidad que te aporta dependerá del último sueldo que hayas percibido. La posibilidad de cobrar esta prestación dependerá del tiempo que hayas estado pagando el Arbeitlosenversicherung. Podrás recibirla durante un tiempo determinado, dependiendo de tu edad.

Por el contrario, el Hartz IV, o Arbeitslosengeld II, se distingue de la prestación por desempleo en que es una cobertura mínima para poder subsistir. Se trata de una prestación por desempleo no contributiva, y que, por tanto, es independiente de tus contribuciones sociales o impositivas anteriores. En la mayoría de los casos, se empezará a cobrar cuando se te haya acabado el Arbeitslosengeld I.

Aunque se trata de dos subsidios que se cobran en situación de desempleo, no son incompatibles. Se puede cobrar el Arbeitslosengeld I y, de forma complementaria, el Hartz IV al mismo tiempo, si el primero no permite cubrir tus necesidades básicas o las de tu familia.

¿En qué consiste el Hartz IV?

Se trata principalmente de una ayuda económica. Esto quiere decir que te dan un dinero para que puedas pagar las necesidades básicas de la vida. A grandes rasgos, podemos decir que el subsidio consta de 3 partes:​

  • Prestación estándar para alimentación, facturas, ropa, transporte público…
  • Prestaciones complementarias, si procede (por ejemplo, si estás embarazada o si tu familia es monomarental o monoparental, dietas de celíacos… hay bastantes variables en este punto)
  • Prestación para el alquiler básico, calefacción y agua caliente.

Si cobras el Subsidio de desempleo II, también tendrás incluido el seguro médico en la mayoría de los casos. Tendrás que preguntar por esto en el Jobcenter, ya que la relación con la aseguradora dependerá de las circunstancias anteriores a la solicitud del Hartz IV.

La cantidad destinada para cada una de estas partidas está predeterminada por muchas variables, pero en general se trata de que vivas dignamente con condiciones modestas, no de lujo. Pueden pedirte, por ejemplo, que cambies de casa a una más barata, dependiendo de la mensualidad que pagues por ella, para que ellos se hagan cargo del alquiler.

En términos generales, el plazo durante el que podrás percibir el Hartz IV es de 6 meses, aunque puede ser más largo si tu situación se prolonga en el tiempo. Uno de los factores para calcular este periodo será el tiempo que hayas trabajado previamente a la solicitud.

Hartz IV y solicitar la nacionalidad alemana

Si tienes que tramitar la ciudadanía alemana, cuidado con el Hartz IV. Su solicitud puede afectar a la tramitación de tu nacionalidad alemana, ya que uno de los requisitos que te piden es que seas capaz de demostrar que eres capaz de mantenerte sin necesidad de ayudas estatales.

Pregunta en el Jobcenter antes de realizar la solicitud cómo puede afectar a la solicitud de la nacionalidad alemana para asegurarte que no te va a dar problemas en el futuro, o que puedes asumir esos inconvenientes. Piensa que Alemania busca una inmigración que le proporcione personas trabajadoras, no cargas estatales. Por tanto, antes de solicitarlo tendrás que pensar bien tus pasos en el futuro.

Si te ves en la obligación de solicitarlo, documenta muy bien todos tus esfuerzos para encontrar trabajo: correos de citas a entrevistas trabajo, solicitudes de empleo, asistencia a asesorías… La clave es que puedas argumentar que no necesitas la ayuda del Estado para tu sustento de manera habitual, sino que acudiste al Arbeitslosengeld II en un momento puntual, pero que fuera de esa etapa eres autosuficiente.

Es importante también que trates de percibir esta ayuda el mínimo tiempo posible. Ten en cuenta que desde el Jobcenter tienen la obligación de informar a las autoridades de extranjería de las solicitudes que se hacen por parte de los extranjeros, y también cómo fueron los esfuerzos de la persona en cuestión durante ese periodo por obtener un empleo.

Orientación a la búsqueda de empleo

El Jobcenter no sólo ofrece ayuda económica. También es una institución absolutamente pensada para que encuentres un trabajo y seas capaz de mantenerte sin subsidios estatales. Se te exigirá que pongas todo de tu parte para que la situación de necesidad en la que te encuentras acabe cuanto antes.paro-alemania

Por eso te van a exigir una búsqueda activa de empleo, que asistas a talleres de formación, asesorías de búsqueda de trabajo, presentación de solicitudes a vacantes… y todo esto tendrás que poder documentarlo. Preocúpate de guardar todos los resguardos y pruebas posibles por si te los piden en el Jobcenter para seguir proporcionándote esta ayuda o, llegado el punto, para tramitar asuntos de nacionalidad.

Es decir, te van a dar el empujón que necesitas para salir de un bache. Pero el empujón te lo van a dar aunque tú no quieras: no van a aceptar que no asistas a sus reuniones, que no busques empleo, te van a pedir pruebas de que estás haciendo todo lo posible para empezar a trabajar. Y les va a dar igual que sientas o creas que no puedes o que te exigen demasiado, si pretendes cobrar este subsidio.

Debes saber, por tanto, que si cobras el subsidio de desempleo II no vas a poder dormirte en los laureles. Para que te hagas una idea de las condiciones que deberás cumplir para seguir recibiendo el Hartz IV, cuenta con que te impondrán sanciones, que pueden llegar a la cancelación del subsidio, cuando:

  • Te niegues a suscribir el contrato de inserción que te harán firmar, sin un motivo justificado.
  • No aceptes un empleo aceptable que te propongan, que básicamente se tratará de cualquier empleo siempre que estés en condiciones físicas de ejercerlo o que no tengas dependientes a tu cago que te lo impidan.
  • Consideren que no te esfuerzas lo suficiente para acabar con la situación de desempleo en la que te encuentras.
  • No aceptes una formación profesional propuesta.
  • No acudas a las citas con ellos que te establezcan.
  • No te puedan localizar en el domicilio cuya dirección aportaste en la solicitud, sin el permiso del mediador laboral.

Por tanto, si te planteas solicitar esta ayuda, ten en mente que se trata de algo serio, no de un descanso pagado a cuenta del Estado alemán.

No obstante, también es verdad que vas a cotar con un asesor que se va a hacer caso de tu situación personal. Esto quiere decir que, aunque tengas que cumplir determinadas condiciones, también vas a tener una persona que va a tratar de adaptar la búsqueda de empleo a tu situación, en la medida de lo posible. En realidad, lo que te van a exigir son ganas y actitud, así que tampoco te asustes.

¿Cuáles son los requisitos para acceder al Hartz IV?

Esa pregunta es más difícil de contestar, ya que depende de muchos factores: de cuánta gente haya en tu núcleo familiar, cuántos tengan capacidad laboral propia, de cuántos ingresos dispongas…

Permiso de residencia en Alemania o nacionalidad

Para empezar, tu situación jurídica en Alemania va a ser un factor a tener en cuenta. Si no dispones de una ciudadanía europea, te van a pedir que tengas un permiso de residencia permanente (Niederlasungserlaubnis). En caso de que seas familiar de una persona con nacionalidad de un estado UE, no tendrás que cumplir este requisito.

Por supuesto, tu residencia habitual debe estar en Alemania. No podrás cobrar este subsidio si vives en otro país.

Recursos económicos limitados

Podemos decir que, si tus recursos son muy limitados y te encuentras en dificultades para garantizar tu sustento o el de tu familia, puedes solicitar una cita en el Jobcenter para que te informen sobre el Hartz IV. No obstante, puedes usar una calculadora online para saber si tienes derecho al Hartz IV para orientarte.

Hay ciertos bienes que podrás poseer y que no afectarán a tu solicitud: puedes tener una casa en propiedad que no exceda determinada superficie, un coche que no sea especialmente caro, electrodomésticos y mobiliario… es decir, puedes poseer cosas que no impliquen que dispones de un patrimonio elevado.

También puedes disponer de una cantidad de ahorros limitada a 150€ por cada uno de tus años. Si tienes 35 años, podrás tener ahorrados un máximo de hasta 150€x35.

Por tanto, aunque tengas una situación de necesidad, el disponer de ciertos recursos tampoco supone que no puedas solicitar el Hartz IV.

Edad y tiempo de trabajo en Alemania

Debes tener entre 15 y 67 años, capacidad de trabajar y residencia habitual en Alemania. También tienes que haber trabajado al menos 6 meses para poder percibirlo.

Pérdida de empleo

Sólo se cobrará en caso de que la situación de desempleo no sea responsabilidad del propio trabajador. Es decir, si abandonaste tú tu último empleo, es probable que te pongan alguna dificultad.

Capacidad laboral

Para recibirlo debes tener capacidad laboral. O, dicho de otro modo, debes tener la capacidad de trabajar. Si no tienes capacidad laboral por enfermedad, discapacidad o por cualquier otro motivo, el Hartz IV no es para ti. Deberás acudir a otro tipo de ayudas de las que también te podrás informar en el Jobcenter o bien en la Bundesagentur für Arbeit.

Solicitar el Hartz IV

hartz-ivEl Hartz IV debes solicitarlo, no te lo van a conceder de oficio. Puedes solicitar una cita en tu Jobcenter para que lo tramiten lo más rápido posible. En los Jobcenter tienen la obligación de aceptar la solicitud del Hartz IV, así que solicita siempre un acuse de recibo de la solicitud para tener un resguardo y, como todos los documentos en Alemania, guárdalo bien.

Aún así, siempre viene bien que antes de lanzarte a pedirlo, solicites una cita informativa para que puedas preguntar todas tus dudas. Al fin y al cabo, es posible que no te haga falta el Arbeitslosengeld II para cubrir tus necesidades, sino que te sea suficiente con alguna de las otras prestaciones disponibles. Además, estas son menos comprometedoras si tienes pensado solicitar la nacionalidad alemana.

Otras prestaciones aparte del Hartz IV que puedes pedir en el Jobcenter

Formación y Participación – BuT

Se trata de ayudas de formación dirigidas a menores y jóvenes, y que están pensadas para que puedan disponer de una formación adecuada. Puede pedirse conjuntamente con el subsidio de desempleo II o por separado.

Entre las coberturas que incluye esta ayuda, podrás encontrar un dinero para material escolar, pagos de guardería, pagos de excursiones, comedores, actividades culturales y deportivas… deberás pedir que te informen adecuadamente en el Jobcenter.

Prestaciones únicas

Son aportes puntuales de fondos para bienes y situaciones concretas, concretamente equipamientos iniciales para vivienda, para ropa y por embarazo y nacimiento, y de aparatos y zapatos ortopédicos. Todas estas prestaciones deberán pedirse por separado de cualquier otra.

Normalmente para que se concedan tienes que tener cobertura previa del Jobcenter. Es importante solicitar esta ayuda antes de la adquisición del bien en cuestión, y no tras haberlo comprado. Esto es porque, ya que lo va a pagar el Estado, antes quiere asegurarse de que el bien que compras es realmente necesario, y que no es un objeto de últimísima alta gama, sino normal.

Préstamos en caso de necesidad irrefutable

Este tipo de préstamos se consideran cuando se trata de una necesidad esencial que debe ser cubierta y que no puedes afrontar con tus propios ahorros. Por ejemplo, dentro de esta cobertura entran los casos en los que se ha roto alguno de los electrodomésticos básicos de tu casa y la reparación o la compra de uno nuevo es más caro de lo que puedes pagar.

Estos préstamos deben devolverse, no son un dinero a fondo perdido. Normalmente se devuelven con la retención de parte de la prestación básica por parte del Jobcenter. Pero en cualquier caso, siempre conviene preguntar para asegurarte de conocer todas las condiciones.

Aprendizaje del idioma

Otra de las ayudas a las que puedes acceder es la subvención de los cursos de integración (Integrationskurs) y de los cursos de idioma (Sprachkurs), en el caso de que no puedas hablar alemán. Esta ayuda es especialmente interesante, ya que si hablas alemán, la oferta de trabajo a la que puedes acceder será mucho más amplia, y por tanto, te resultará muchísimo más sencillo trabajar en Alemania.

Esta prestación está pensada para que no tengas que pagar nada por el curso de integración, siempre que los recursos de los que dispones sean insuficientes para tu propia manutención. Esta subvención se puede solicitar desde el mismo Jobcenter.

Ten en cuenta que, por otro lado, la realización de uno de estos cursos se considera como uno de los elementos que serán valorados positivamente de cara a solicitar la nacionalidad alemana, ya que implica una voluntad de aprender el idioma y las costumbres locales, y por tanto, de integrarse con éxito en la sociedad alemana.

También puedes solicitar la subvención para realizar un curso de idioma para el uso profesional (Berufssprachkurs), el que podrás aprender el idioma orientado al ejercicio de un sector determinado.

 

Si quieres saber más detalles sobre el Hartz IV, puedes leer esta guía del subsidio de desempleo II en Berlín, que si bien está enfocada en la ciudad de Berlín y contiene algunas informaciones locales, explica muy bien en qué consiste en términos generales. Si estás pensando en solicitar el Arbeitslosengeld II, conviene que pases una tarde leyéndolo para poder aprovechar bien todas las posibilidades que te ofrece esta ayuda.

 

 

 

 

X