Qué comen en Alemania

Uno de los aspectos a los que más importancia se suele dar a la hora de viajar a otro país o región es el gastronómico. Saber qué se come en Alemania, ya sea para ir de turismo o para plantearse una estancia más a largo plazo, te permitirá aprender mucho más del país y de su cultura.

En general, se suele pensar que la gastronomía centroeuropea es más pobre y pesada que la de regiones como la mediterránea, que goza de muy buena fama. También hay países de América Latina con una cocina sobresaliente y que además actualmente se encuentran en la cima de la cocina mundial. Tal es el caso de Perú, que ha sido elegido como el mejor destino gastronómico mundial 8 veces en los últimos 10 años, incluyendo el año 2021, según los World Travel Awards.

Es cierto, por tanto, que las personas que venimos de países hispanohablantes tenemos un sesgo importante a la hora de valorar las comidas del resto del mundo. Pero para hacer justicia a la comida alemana, primero hay que saber un poco de ella y entenderla dentro de su propio contexto.

Anímate a conocerla y ya verás como, en realidad, tiene mucho más que ofrecer de lo que pueda parecer a primera vista.

Qué se come en Alemania

La base de la comida alemana es carne, patata y verduras. La carne puede ser de cerdo, de ganado vacuno, de ave, y en menor medida de caza mayor o menor. Pero la gran mayoría de los platos alemanes tienen como elemento central la carne. Y dentro de la variedad alemana de carnes, el cerdo ocupa un puesto privilegiado.

El ejemplo más típico es el codillo de cerdo, o Eisbein. Se trata de una carne muy sabrosa y jugosa, que por su preparación resulta muy tierna, aunque es un plato abundante. Su preparación básica consiste en hervirlo primero para ablandarlo. Después se asa, utilizando diferentes especias y el propio caldo en el que se ha hervido previamente para reglarlo y evitar que se seque.

Otro plato típico es el filete de ternera relleno, que cosiste en un filete que, en crudo, se adereza con sal, mostaza y pimienta, y después se le ponen encima diferentes elementos, como panceta, pepinillos y cebolla. A continuación, se enrolla, se sujeta con una cuerda o con palillos para que no se abra, y se fríe o se asa.

Estos son sólo dos ejemplos de la carne que se come en Alemania, pero no podemos dejar de mencionar a la salchicha, o Wurst, la reina de la gastronomía alemana. Existen salchichas de todo tipo, ya que se trata básicamente de carne picada y especiada dentro de una tripa de animal a la que se puede añadir los condimentos que se quiera. Hay tantas variedades como tipos de carne y combinaciones de hierbas.que-se-come-en-alemania

Las salsas que acompañan a las salchichas son muy variadas: desde curry o kétchup, pasando por todo tipo de mostazas, hasta otras más tradicionales y con distintas densidades hechas con base de vino, nata o cerveza, entre otras.

A estas carnes las suelen acompañar diferentes verduras. Entre ellas, la patata es la estrella. Se puede cocinar de muchas formas diferentes, aunque las maneras más habituales de prepararla son tres: cocida, asada y en puré. También te las puedes encontrar rellenas de carnes y especias, ya que en ocasiones la patata no es el acompañamiento sino la protagonista del plato. Pero si te gusta la patata, tienes bastantes papeletas para llevarte bien con la cocina alemana.

Pero, aunque sea la reina, es evidente que no se trata de la única. Además de la patata puedes encontrarte con otras muchas verduras, tanto de guarnición como de aderezo. Cebollas, pimientos, pepinillos o espárragos son clásicos de la gastronomía alemana, pero entre ellas, destaca la col. Se trata de una verdura de la que se usan muchísimas variedades, y que se prepara de muchísimas formas. Podrás encontrar, brécol, col verde, col rizada, col fermentada (Sauerkraut)…

Otra de las bases de su gastronomía es el pan y el queso. Las variedades de pan son muy numerosas, y es considerado una parte más de la comida en lugar de un mero complemento. Por otro lado, cada región de Alemania cuenta con diferentes variedades de queso, que van desde los más suaves al paladar hasta los más fuertes.

Alemania destaca también por sus postres y dulces. Los alemanes son grandes amantes del chocolate y de las tartas, y tienen una repostería muy variada y de muy buena calidad. Las chocolaterías del oeste de Alemania son muy notables no sólo por los distintos tipos de chocolates y dulces, sino por sus vistosos escaparates.

¿A qué hora se come en Alemania?

Las horas de las comidas en Alemania tampoco se corresponden con las de otras zonas del mundo. Una de las cosas a las que las personas de más al sur debemos acostumbrarnos cuando vivimos en Alemania es a sus horarios. Porque no sólo es importante saber qué se come en Alemania, sino saber cuándo se come.

La tradición alemana indica que se debe comer cuatro veces al día, y por lo general, estas comidas se hacen antes de lo que es costumbre tanto en España como en Latinoamérica, pero están más acorde con los horarios del resto de Europa. Por lo general, cuanto más al sur, más tarde se come, y cuanto más al norte, más temprano.

El desayuno

El desayuno se hace entre las 6 y las 7 de la mañana. Es una de las dos comidas copiosas del día, y suele consistir en fiambres, pan, mantequilla y mermelada, huevo, fruta y, por supuesto, café o té. La idea es tener energía suficiente para empezar el día y para poder aguantar hasta la siguiente comida.

El Almuerzo

El almuerzo suele hacerse sobre las 12 del mediodía. Se trata de la primera comida ligera del día, y suele ser un bocadillo de queso, pepino, lechuga, jamón, salami, huevo… las salsas que se utilizan en estos sándwiches van desde la mostaza hasta la mayonesa, pasando por la salsa alemana o de queso. Las combinaciones de estos sándwiches son muchas, y es muy habitual comerlos fuera de casa.

Se pueden encontrar muchos establecimientos donde se venden estos tentempiés mañaneros, pero si quieres un pequeño consejo, lleva siempre servilletas a mano, porque suelen ser generosos con las salsas.

También existe la posibilidad de tomar algo dulce. Pero normalmente esta opción se suele dejar para la siguiente comida del día.

Kaffee und Kuchen

que-comen-en-alemaniaSobre las 15h se hace otra parada para comer algo que te permita aguantar hasta la cena. En este caso, la tradición dice que toca probar las tartas. Esta comida se llama Kaffee und Kuchen, que significa “café y tarta”. Y esto es exactamente lo que se come.

Los tipos de tarta que puedes encontrar en Alemania son muchísimos. De queso, de frutos rojos, de frutas, de chocolate, de zanahoria… es muy típico que haya establecimientos que se dediquen sólo a este tipo de comida, y que tengan sus tartas caseras con su receta propia. Si el local tiene terraza y el tiempo acompaña, es una delicia pararte a comer tu tarta y beber tu café mientras ves pasar a la gente.

Cena

El día se cierra con la cena. Mientras que el almuerzo y el Kaffee und Kuchen son comidas ligeras que habitualmente se hacen fuera de casa durante la actividad cotidiana, la cena es algo más hogareña. Y junto con el desayuno, es una de las dos comidas fuertes del día.

La cena en Alemania suele hacerse entre las 18.30h y las 19.30h de la tarde, y consiste en un plato contundente, saciante. La idea es que dé tiempo a hacer la digestión antes de irse a la cama, pero sin llegar a irte a la cama con hambre.

Para entender por qué se cena tan temprano, tienes que saber a qué hora se acuestan los alemanes: normalmente entre las 22.30h y las 23h. Si se da el caso de que aun así te quedas con algo de hambre o te acuestas más tarde, puedes comer algo ligero como un trozo de pan con mantequilla, un yogurt o una pieza de fruta. Pero lo habitual es que después de la cena ya no se coma nada más hasta el desayuno del día siguiente.

 

¿Qué comida comen en Alemania?

Ya sabes cuándo se come y qué se come en Alemania, que es importante para poder acostumbrarte a los tiempos del país. Pero ya supondrás que no es exactamente igual en todas partes. Como en el resto de los países del mundo, existen comidas típicas que varían en función de la región en que te encuentres.

A continuación, podrás consultar algunas de las principales comidas de las principales cuidades de Alemania, que, por otro lado, suelen ser destinos preferentes de una parte importante de la población migrante, ya que en ellas se puede encontrar trabajo con más facilidad, o se encuentran algunos de los centros de estudios más importantes. O simplemente se trata de lugares más turísticos. En cualquier caso, aquí tienes unos cuantos platos típicos alemanes:

Qué se come en Berlín

La comida más internacional de Berlín es la Currywurst, o salchicha al curry. Este plato puedes comerlo en puestos callejeros o bien en un restaurante, con tu mantel y tus cubiertos. Lo encontrarás en todos los tamaños, prácticamente a cualquier hora del día, y acompañado de patatas fritas.

que-se-come-en-berlinEl Doner Kebab es un clásico de la comida rápida alemana. Debido a la gran cantidad de migrantes turcos, la cocina y los productos turcos es pueden encontrar con bastante facilidad. Hay incluso una zona de Berlín que se conoce como “el pequeño Estambul” donde puedes encontrar muchos de estos establecimientos.

Se trata de una población que empezó a migrar con el acuerdo de contratación de trabajadores invitados, o Gastarbeiter, que se firmó en los años 60. Y aunque hoy son ciudadanos alemanes de pleno derecho, conservan sus tradiciones gastronómicas, que han integrado en el acervo cultural berlinés. Así que, si quieres encontrar comidas más mediterráneas, como legumbres o cordero, podrás encontrarlas en tiendas turcas.

A nivel de postres, puedes probar lo que en otras partes del mundo se conoce como berlinesa, y aquí se llama Berliner Pfannkuchen. Se trata de un bollo frito relleno de crema, mermelada o chocolate y cubierto de azúcar

La cerveza típica de Berlín es la Berliner, que es una rubia bastante suave que acompaña muy bien a la comida. Ten en cuenta que en general, en Alemania puede salir más rentable comer con cerveza que con agua, ya que no tienen cultura de agua de grifo: la mayoría del agua que beben es embotellada.

Qué se come en Múnich

Las salchichas se comen en toda Alemania, pero en cada sitio se preparan de una forma diferente. La salchicha típica de Baviera es la salchicha blanca, o Weisswurst. Se sirve cocida y con una salsa de mostaza dulce, lo que la convierte en un plato de sabor relativamente suave. Se suele servir con un Brezel, que es esa especie de pan en forma de lazo con granos de sal gorda por encima.

Otra comida típica muniquesa son los que en España se conocen como ñoquis. Se trata de bolitas de patata, que en alemán se llaman Spätzle, y que se sirven con diferentes salsas. Una muy habitual es la de queso, aunque también se pueden encontrar otras no necesariamente alemanas, como por ejemplo el pesto.

La ensalada de patata, o Kartoffelsalat, es exactamente lo que parece. Son patatas cocidas con pepinillo a los que se les añade una salsa hecha a base de caldo, vinagre, aceite y mostaza, o bien con mayonesa. Se puede comer fría o caliente, dependiendo de si lleva mayonesa o no. cervecerias-mas-famosas-munich

Si hablamos de Múnich, no se puede dejar de mencionar la cerveza, ya que de trata de una de las ciudades con mayor tradición cervecera en un país de por sí cervecero. La más conocida es la cerveza de trigo, o Weissbier. Es una cerveza clara, espesa, sabrosa, que suele necesitar de cierto reposo para beberla.

No obstante, la cantidad de variedades de cerveza es impresionante. Aquí se encuentran algunas de las cervecerías más famosas del mundo, como la Hofbräuhaus, la Löwenbräu o la Paulaner, entre otras muchas. Así que, si te das una vuelta por la ciudad, podrás hacer una cata más que interesante.

Qué comer en Colonia

Si en vez de por el este te decides por el oeste, puedes ir a la ciudad de Colonia. Uno de los platos típicos es el Rheinischer Sauerbraten. Se trata de carne de vaca o ternera marinada en caldo o especias, que la dejan muy tierna y jugosa. Se le suele añadir una salsa dulce de pasas o remolacha, y se puede acompañar con patatas y puré de manzana.

Como no podía ser de otro modo, Colonia tiene también su propia salchicha. Se llama Flönz, y al contrario que la muniquesa, esta es negra, muy similar a la morcilla. De hecho, su base también es la sangre. Y al igual que a la morcilla, se le pueden añadir otros rellenos aparte de la carne, como arroz o piñones. Se le puede acompañar de puré de patatas, de cebollas o de otras verduras.

El Flönz, combinado con cebolla frita, compota de manzana (Apfelkompott) y puré de patata, da lugar al Himmel und Ääd, que literalmente significa Cielo y Tierra. Este nombre viene de sus principales ingredientes, la manzana y la patata, que crecen en el árbol (cielo) y bajo el suelo (tierra), respectivamente. Se trata de un plato típico no sólo de Colonia sino de la zona oeste en Alemania, por lo que también se puede encontrar en otras localidades de la región.

Para terminar, no puede faltar una cerveza típica de la ciudad. En este caso hablamos de la Kölsch. Es una cerveza rubia, fresca y ligera, que se sirve en vaso pequeño y es peligrosamente fácil de beber. 

Cuáles son las comidas típicas alemanas según la época del año

Aunque ya has visto unas cuantas comidas típicas en Alemania y en determinadas ciudades, hay épocas del año en que todo es un poco más especial. En concreto, durante las Navidades y la Semana Santa puedes encontrar algunos productos que no se ven mucho el resto del año. Si te encuentras por allí en esas fechas, puede ser interesante que los conozcas.

¿Qué se come en Alemania en Navidad?

Navidad es una época muy especial en todo el mundo, y se celebra con reuniones familiares, eventos sociales, regalos y, sobre todo, comida.

El elemento más típico de la Navidad en Alemania son los mercadillos navideños. Se trata de una serie de casetas repartidas a lo largo de una plaza o una calle principal de una ciudad en la que la gente puede comprar diferentes productos típicos, desde dulces hasta reglaos o decoración. Se aprovechan también para reunirse con los amigos o la familia y comer y beber todos juntos.

Una de las bebidas típicas de estos mercadillos es el Glühwein. Consiste en un vino dulce, especiado y caliente. Normalmente se utiliza vino tinto, y es una forma magnífica de templar el cuerpo en los días fríos y oscuros de diciembre.que-se-come-navidad-alemania

Los Kartoffelpuffer, o Reibekuchen, son una especie de tortitas de patata rallada que se fríen y que son muy típicas en los mercadillos de Navidad. Se pueden comer como aperitivo o como guarnición de otros platos acompañado de compota de manzana. Es más típico del oeste de Alemania.

Otra de las tradiciones navideñas relacionadas con la comida son los calendarios de adviento. Son calendarios que representan una casita y que van desde el día 1 de diciembre hasta el 24, día de Nochebuena. Cada día del mes, se abre una ventanita o una pequeña puerta, detrás de la cual hay un dulce, normalmente algún tipo de chocolate.

Pero no son los únicos dulces propios de estas fechas. Uno de los más conocidos es el Stollen. Es un enorme y denso bollo, relleno con pasas y frutos secos y recubierto con una gruesa capa de azúcar.

Son muy típicas también las galletas de navidad (Weihnachtsplätzchen), que pueden ser de muchos tipos: de jengibre, de mantequilla, de canela, de vainilla, de almendras, de especias… o de cualquier combinación de estos ingredientes. Se considera una tradición hacerlas en casa, pero si te da pereza cocinar, tienes cajas de todo tipo de galletas en los supermercados.

Pero no todo son dulces en las mesas navideñas alemanas. El día 25 de diciembre es costumbre que las familias se reúnan a comer. Y la comida típica es el ganso de Navidad, o Weihnachtsgans. Las recetas son muchas, pero en términos generales hablamos de un ganso relleno de verduras y, a veces, frutas como la manzana. La guarnición pueden ser patatas, cebollas o coles. 

¿Qué se come en Alemania en Semana Santa?

En Semana Santa los dulces también son protagonistas, como no podía ser menos en un país tan goloso como Alemania. Los dulces más conocidos son los huevos de Pascua (Ostereier). Se trata de huevos de chocolate y que están pintados de colores llamativos.

La tradición difiere un poco en este punto a la hora de explicar de dónde vienen estos huevos. Puede ser que los traiga el conejo de Pascua (Osterhase) a los niños y los esconda para que los encuentren. Este conejo de Pascua también se hace en chocolate. Otra versión de la explicación de los huevos es que aparecen colgados de las ramas de los árboles para ser recolectados.

También tienen su pan de Pascua (Osterbrot). Es un bollo que puede estar adornado o relleno con pasas y almendras, y que se come con mantequilla o con mermelada. Visualmente es similar al roscón de reyes español, pero sin la célebre fruta escarchada.

Otro dulce típico de la pascua en Alemania es el Osterlamm Kuchen. Es un pastel hecho a base de bizcocho con forma de cordero con almendras y azúcar.

 

Si no sabías muy bien qué comida se come en Alemania, ya tienes una idea de qué es lo que te espera. En general se puede decir que no es la comida más ligera, pero es perfecta para los días fríos. Y desde luego, algo de lo que no se puede acusar a la cocina alemana es de falta de sabor. Si te gusta cocinar, no vas a pasar hambre, y vas a descubrir un mundo culinario muy diferente al que conocías.

No te cierres a probar cosas nuevas y verás cómo en asuntos gastronómicos, Alemania también tiene mucho que ofrecer.

X