Si te has planteado cambiar de vida y migrar, es posible que hayas decidido compartir tu vida con un perro en Alemania. Ya sea porque ha venido contigo desde tu país de origen o bien porque has decidido adoptarlo una vez te has asentado, se trata de una decisión importante que tiene bastantes implicaciones.

Lo que vas a leer ahora te explica todo lo que hay que tener en cuenta si has decidido tener perro en Alemania, ya que no son pocas cosas. No se trata sólo de los cuidados que pueda necesitar y de la atención veterinaria, sino de la cantidad de trámites, documentos y gastos que implica. No obstante, una vez lo hayas hecho todo, verás que no era tanto y que, sin duda, la compañía de tu peludo bien merece la pena.

Reglas para tener un perro en Alemania

Existen una serie de reglas para tener un perro en Alemania que deberás seguir en todo caso para no tener problemas. Verás que en general tener-perro-en-alemaniason cosas bastante lógicas y que, si eres un amante de los perros, no te va a costar seguir:

  • Lo primero que tendrás que hacer es registrar a tu perro en el Ayuntamiento y en la oficina tributaria, o Finanzamt, de tu ciudad. Esto es importante, ya que podrán pedirte la identificación del animal en cualquier momento y, en caso de que no puedas presentarla, ponerte la multa correspondiente.
  • Tendrás que recoger las deposiciones de tu perro.
  • Desde agosto de 2020, es obligatorio sacar a pasear al perro dos veces al día como mínimo, y cada salida debe durar al menos una hora.
  • Si tienes un perro en Alemania, tienes que saber que está prohibido entrar con él en los cementerios, salvo perros guía y de asistencia.

No obstante, es conveniente que consultes la legislación local sobre tenencia de mascotas, ya que anque existen ciertas normas estatales, hay algunas más específicas que pueden variar dependiendo del municipio en el que vivas.

Hundesteuer – impuesto por tener perro

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que existe un impuesto por tener perro en Alemania. Todos los perros que tengas deberán estar registrados, y por todos ellos se te cobrará un tributo anual, que puede ser mayor o menor dependiendo la localidad en la que te hayas registrado.

Una de las primeras cosas que tendrás que hacer cuando vayas a adoptar un perro en Alemania es registrarlo en la oficina tributaria (Finanzamt) que te corresponda, ya que es desde ahí desde donde se tramitarán los impuestos correspondientes.

Este impuesto es importante si tienes un perro o, dependiendo del municipio, un caballo, pero no si convives con otro tipo de mascotas: gatos, conejos, hurones, hámsters… todas estas especies de animales domésticos están exentos de pagar este tributo. Eso sí, ten en cuenta que deberás pagar por cada perro que tengas. Y normalmente, el impuesto crece con cada perro sucesivo que adoptes.

La cuota del impuesto de mascotas varía en función del municipio, pero en general estará por debajo de los 200€ anuales, salvo si tu perro se encuentra dentro de la lista de razas peligrosas. En ese caso, la cuota puede aumentar bastante y tendrás que tener en cuenta otros gastos adicionales que te contaré un poco más adelante.

Existe la posibilidad de no pagar el impuesto de mascotas si se trata de un perro guía o de asistencia. También puede ser que no tengas que pagar este impuesto si te encuentras en situación de desempleo, o que te eximan de este pago durante un año si tu perro ha sido adoptado en vez de comprado. No obstante, de esto te informarán en la Finanzamt. No olvides que aunque te encuentres en uno de los casos de exención de impuesto por el animal, deberás registrarlo obligatoriamente ante las autoridades para que le puedan dar su identificación.

En determinados Estados también es obligatorio tener también un seguro de responsabilidad civil si tienes perro (Hundehaftpflichtversicherung). No se trata de un impuesto, pero sí de un gasto fijo y obligatorio en muchos municipios alemanes, así que es mejor que también pienses en ello. Al cabo del año es un gasto que deberás considerar, especialmente si tienes varios perros. Este punto es especialmente importante también si tu perro es de una raza catalogada como peligrosa en tu Estado.

El Hundesteuer no es el único tributo que tendrás que pagar, claro, aunque sí el único que se refiere a mascotas. Si quieres tener algo más de información, puedes consultar esta entrada sobre los impuestos en Alemania. Si no te interesa mucho en este momento y prefieres saber qué más cosas implica tener perro en Alemania, sigue leyendo.

Si mi perro está en la lista de razas peligrosas

En cada estado alemán existe un listado de razas de perro peligrosas. Si tu perro pertenece a una de estas razas o tiene cruce con alguna de ellas, las condiciones que deberás cumplir para poder tenerlo son más exigentes. En general, tendrás que tenerlo en los siguientes términos:

  • Tendrás que disponer de una licencia especial para tener perros de razas peligrosas.
  • El perro puede tener que pasar un examen de buena conducta y disponer de un certificado que lo acredite. Estos certificados pueden obtenerse en las escuelas para perros (Hundeschule).
  • En exteriores tendrá que estar obligatoriamente atado y con bozal.
  • Es obligatorio tener contratado un seguro de responsabilidad civil que cubra daños personales y daños no personales (Hundehaftpflichtversicherung).

Para todas las normas que debes atender si tienes un perro considerado de raza peligrosa, deberás preguntar en el Finanzamt de tu cuidad.

Perros en el transporte público

Está permitido que los perros en Alemania vayan en transporte público, siempre que estén atados y con un bozal puesto. Da igual de qué raza se trate, perro-transporte-publico-alemaniaestas dos condiciones son obligatorias para garantizar la seguridad dentro del transporte y que el perro no resulte una molestia para nadie.

Por otro lado, dependiendo del tamaño del animal, también puede ser que tengas que pagar un billete para que pueda viajar contigo. Normalmente para perros pequeños no es necesario, pero sí suele serlo para perros grandes. En caso de que vaya en transportín o de que sea un perro guía o de asistencia, tampoco hará falta que pagues un billete para poder llevarlo.

Los transportes públicos en los que normalmente se admiten perros son el S-Bahn, U-Bahn, autobús y tranvía. En el caso de los trenes de media o larga distancia tampoco tendrás problema, pero conviene que te informes de las condiciones, ya que dependiendo del tamaño y de que vaya en transportín o no, puedes tener que pagar un billete de niño pequeño o con descuento.

Viajar con mi perro a Alemania

Es posible que quieras llevar a tu perro a Alemania cuando vayas a trasladarte, o incluso si vas a viajar como turista. Debes saber que viajar con un animal tiene aún algunas complicaciones, aunque es perfectamente posible.

Si quieres traer tu perro a Alemania, tendrás que consultar las condiciones en la aerolínea correspondiente, ya que dependiendo de la compañía con la que vueles podrás traer al peludo en cabina, en bodega, o no te dejarán meterlo en el avión. También puede ser que te hagan pagar un suplemento por viajar con un animal.

Si vas a viajar con tu perro dentro de la Unión Europea, deberás contar con el pasaporte europeo para animales de compañía. Se trata de un documento que contiene su número de identificación, su registro de vacunas, los datos de contacto de la persona a cuyo nombre esté y los del veterinario que expidió el pasaporte. Estas condiciones son válidas también para gatos o hurones.

En caso de que quieras viajar con tu perro desde fuera de la UE hacia Alemania, es importante que tengas en cuenta una serie de condiciones:

  • El animal debe estar vacunado contra la rabia. Si le vas a vacunar para venir a Europa, debes tener en cuenta que existen varios plazos entre la vacuna, la toma de muestras y el viaje a Europa que debes tener en cuenta.
  • Tu mascota debe tener implantado un chip de identificación.
  • Debe disponer de un certificado zoosanitario de la UE.
  • También deberás disponer de una declaración escrita de que su traslado no se debe a razones comerciales.
  • Puedes autorizar a otra persona para que viaje con tu mascota. En ese caso, deberás dar permiso del traslado por escrito.

En general estas condiciones son válidas para cualquier país de la UE, con ciertas excepciones. También son válidas pata gatos o hurones. Pero es recomendable que consultes toda la información sobre viajar con animales domésticos en la página oficial de la Unión Europea.

Cuidadores de perros y residencias para perros

Puede haber algún momento en el que, por motivos de viaje, de estancia hospitalaria o cualquier otro, no puedas hacerte cargo de tu perro durante un periodo de tiempo. En ese caso, hay diferentes opciones para no dejarle desatendido.

Como en todos los países, existen residencias para perros en Alemania en las que podrás dejarle durante un tiempo determinado. Allí tendrá todas sus necesidades atendidas y en contacto con otros perros, de manera que no tendrás que preocuparte por tu peludo.

También hay personas que se ocupan de cuidar a los perros a domicilio, o que los llevan a sus casas durante un periodo de tiempo. Esto es una solución interesante también en caso de que por trabajo o por cualquier otro motivo no puedas hacerte cargo de tu perro durante muchas horas al día.

X