mietenSi has decidido irte a vivir a Alemania, uno de los pasos por los que tendrás que pasar es por la búsqueda de casa. El momento más tedioso seguramente sea la llegada, ya que lo normal es que durante los primeros días o semanas tengas que alojarte en la casa de algún amigo o familiar, un Airb&b o incluso un hotel.

Si ya has reservado un alojamiento, puede ser que pasen unos días entre tu llegada y que puedas ir a verlo y hacer la mudanza. Conviene que tengas en cuenta esta posibilidad cuando prepares tu viaje, y que por ello cuentes con la posibilidad de poder estar unos días en otro sitio.

 

Diferentes opciones de alojamiento

Las opciones de alojamiento son variadas, y pueden depender mucho de tus preferencias o de tus necesidades.También tendrás que ver qué posibilidades hay disponibles cuando vayas a buscar tu alojamiento, ya que dependiendo del sitio donde busques, tendrán habitaciones, casas, estudios, habitaciones en residencias de estudiantes o de todo. Por suerte, las posibilidades de búsqueda son numerosas.

Una de las ideas que viene bien tener en cuenta es que, salvo que tengas ya una oferta de empleo en una empresa determinadaAlquilar casa o tengas plaza en un centro de estudios determinado, puedes mirar alojamientos por toda Alemania. Las diferencias de precio y condiciones son grandes ya que en cuidades muy pobladas, como Berlín o Colonia, conseguir una casa no suele ser fácil ni barato. De manera que, si puedes elegir, no te cierres a buscar en una sola ciudad.

Alquilar una casa puede ser, en principio, la opcion más cómoda, ya que te permite vivir de manera independiente y los espacios normalmente son más amplios. Además, la posibilidad de organizarte a tu manera sin tener que adaptarte a las costumbres de otras personas siemrpe resulta atractiva. Pero resulta una opción más cara que otras, y requiere hacerte cargo del conjunto de pagos e impuestos que implica, a menos que el propietario se haga cargo y te los incluya en el precio del alquiler.

Compartir pisoAlquilar una habitación en un piso compartido tiene los inconvenientes de que tener que compartir siempre es más incómodo, porque si no conoces a tus compañeros, una parte de la calidad de la conviviencia va a depender de la suerte que tengas con ellos. También es verdad que el espacio que vas a tener es menor. En muchas ocasiones, los pisos compartidos prescinden de un salón para poder poner otra habitación y que así resulten más rentables. ¿La ventaja? Obviamente, el precio.

 

Documentación necesaria para alquilar una casa

Si te planteas aquilar una casa, deberás tener en cuenta que te pueden pedir una serie de documentos que puedes tener, o no. Tampoco son cosas demasiado extrañas, pero al proceso de encontrar casa quizá tengas que añadir una fase de recopilación de documentos previa.

SchufaLo primero que te pueden pedir para alquilar una casa son tus 3 últimas nóminas. Se considera que lo ideal es que lo que vayas a pagar por tu casa sea aproximadamente un tercio de tus ingresos netos. No se trata de una norma obligatoria, pero es probable que si no dispones de ese mínimo te resulte complicado conseguir un alquiler de una casa, ya que muchos propietarios tienen en cuenta este factor para asegurarse que les puedes pagar.

También pueden pedirte un certificado de no-morosidad (Schufa). Consiste en un documento que acredita que no tienes deudas, créditos sin pagar y otras cuestiones de fiabilidad económica. Para que te la den, necesitarás una cuenta bancaria alemana y el Anmeldung. Puedes solicitar la Schufa aquí.

Además, vas a necesitar tu pasaporte, para que el propietario sepa quién eres y te haga el Wohnungsgeberbestätigung, que es el certificado de que tú vives en esa casa y que más tarde vas a necesitar para poder hacer el Anmeldung. Aunque… ¿no necesitaba el Anmeldung para poder obtener la Schufa, que también me iba a hacer falta? Pues sí. Ese es uno de los problemas de conseguirel alquiler de una casa en Alemania, y por ello existen otras posibilidades.

 

Documentación necesaria para una habitación de alquiler

Lo más fácil y rápido de conseguir es una habitación, ya que para una casa pueden pedirte una serie de documentos que quizá no tengas todavía o no te apetezca conseguir. En este caso no es habitual que te los pidan, especialmente la Schufa, que suele ser el documento más difícil de conseguir cuando llegas de primeras a Alemania, ya que requiere que tengas el Anmeldung.

No obstante, y dependiendo de cuánto tiempo te quieras quedar en Alemania y para qué, conviene que te asegures de que la habitación que alquiles te ofrezca la posibilidad de hacer el Anmeldung. Esto es importante porque no en todas se puede hacer. Esto te facilitará mucho las cosas en el futuro, ya que el Anmeldung es un documento que te van a pedir para muchísimos trámites en Alemania, como por ejemplo sacarte el seguro médico o solicitar cualquier permiso de residencia.

 

Kaution, o fianza

Tanto si alquilas una casa como si alquilas una habitación, te van a pedir una fianza (Kaution). Ese dinero es un depósito que kautionsirve para cubrir los posibles desperfectos que puedas hacer o respaldar otras deudas que puedas ocasionar al propietario. Si no hay desperfectos cuando te vayas de la casa, se te devolverá.

Aunque normalmente los caseros no suelen dar problemas con la devolución de la fianza, es recomendable que cuando te hayas decidido por un alojamiento, lo inspecciones bien, tomes unas cuantas fotos y las añadas al contrato, sobre todo si ves algo que no esté bien, como humedades, manchas en la pintura, grietas… Esta prudencia te protegerá de caseros que afirmen que has ocasionado desperfectos que en realidad ya estaban cuando llegaste.

La cantidad que te pedirán como fianza será, como máximo, de 3 mensualidades de alquiler en frío (kaltmiete), ya que es el tope establecido por ley. Pero en el caso de las habitaciones esta cantidad puede ser inferior.

 

Documentos que deberá proporcionarte el casero

Cuando firmes el contrato de arrendamiento de la casa o habitación en que te vayas a alojar, el propietario deberá darte el documento del arrendador que certifica que tú vives en esa casa (Wohnungsgeberbestätigung). También tendrá que darte una copia del contrato de arrendamiento (Mietvertrag).

Estos documentos son muy importantes, porque son los que te van a permitir hacer el Anmeldung. Para ello, dispondrás de un plazo máximo de 14 días después de haber firmado el contrato. Se trata del empadronamiento o registro en tu vivienda, así que es un paso que no debes olvidar.

X

¿Buscas un profesional en Alemania que te atienda en español?