El seguro médico en Alemania, o Krankenversicherung, es el más conocido de los seguros que componen el denominado Sozialversicherungsystem, el equivalente a la Seguridad Social alemana, aunque no el único. Se trata del seguro que te garantiza disponer de cobertura sanitaria cuando la necesites.

El seguro médico puede ser tanto público (Gesetzliche Krankenversicherung, GKV) como privado (Privat Krankenversicherung, PKV). La diferencia principal entre uno y otro viene en el precio, ya que en el primer caso será proporcional a tu sueldo y en el segundo será independiente del mismo. También difieren en las coberturas que ofrecen, ya que los seguros sanitarios privados suelen tener carteras de servicios más amplias y más adaptadas a las necesidades concretas del cliente.

En cualquier caso, si tu sueldo es inferior a 64.350€ anuales, o 5.362,50€ mensuales (cifras actualizadas para el año 2022), no tendrás que preocuparte de tomar esta decisión entre seguro público y privado, ya que tendrás que contratar uno público de forma obligatoria.

Aún así, si tienes la posibilidad de elegir entre un seguro médico público y un privado, ten en cuenta que pasar del primero al segundo es relativamente sencillo. Pero dar marcha atrás y pasar de uno privado a un público resulta algo más complicado. Así que, si vas a contratar un seguro privado, es mejor que lo pienses bien.

Seguro médico en Alemania

¿Y en qué casos es obligatorio un seguro médico en Alemania? Pues en todos. Si vives en Alemania, la cobertura médica es krankenversicherungobligatoria, al margen de tu situación: estudiante, trabajador, trabajador en prácticas, persona desempleada que reciba el subsidio de desempleo (Arbeitslosengeld I und Arbeitslosengeld II) …

Da igual si tu renta te permite contratar un seguro privado o no, la cobertura sanitaria es obligatoria mientras estés en el país. No importa si estás pensando en quedarte a vivir o si vas a pasar una temporada como turista. Si tienes tus pies en suelo alemán, tienes que tener cobertura sanitaria.

No contratar un seguro médico

Puede ser que estés pensando en afincarte en Alemania, pero creas que no pasa nada si no contratas una póliza durante un tiempo. En este caso, hay algo que debes saber: cuando lo contrates, el seguro te va a cobrar los meses que has estado en Alemania sin cobertura sanitaria, además de una pequeña sanción. ¿Y cómo pueden saber cuánto tiempo llevas en Alemania? Pues por el Anmeldung, que deberás haber hecho dentro de las dos semanas posteriores a la firma del contrato de tu alojamiento. Este es uno de los documentos que te pedirán para poder contratar un seguro médico.

No disponer de un seguro médico en Alemania también tiene otras implicaciones a tener en cuenta. Y es que, si tienes necesidad de algún servicio médico en un momento dado porque te pase cualquier cosa, tendrás que pagarlo de tu bolsillo, lo cual puede resultar muchísimo más caro que pagar una cuota mensual por disponer de cobertura.

Ten en cuenta también que si vienes desde fuera de la Unión Europea y necesitas que te concedan un visado, una de las condiciones que piden en las embajadas alemanas para obtenerlo es contar con una cobertura médica durante un periodo de tiempo determinado. Por tanto, si necesitas un visado no podrás entrar legalmente en el país sin un seguro sanitario.

Alternativas a la contratación de un seguro médico en Alemania

No obstante, si no es obligatorio que contrates un seguro médico para entrar en el país y no quieres hacerlo según llegues, existen algunas alternativas:

  • Durante un tiempo, puedes tener la cobertura de un seguro de viaje. Si bien no puedes estar indefinidamente en esta situación, sí que es una opción viable durante las primeras semanas, hasta que puedas instalarte, o en caso de que simplemente estés de visita turística.
  • Si eres ciudadano de la Unión Europea y tienes la posibilidad de sacarte la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE), tendrás cobertura durante tres meses. Si eres un estudiante menor de 26 años la cobertura es de 12 meses. Para ello tendrás que llevar la TSE a la Oficina Estatal de Seguros y pedir la exención. Ten en cuenta que una vez hayan pasado estos plazos, pasarás a estar sin cobertura.
  • Si no puedes obtener la TSE, a veces existe la posibilidad de obtener el Certificado Provisional Sustitutorio (CPS). Podrás obtenerlo en la Sede Electrónica de la Seguridad Social española. La cobertura es la misma que ofrece la TSE.

Cuota del seguro médico

Si conoces un poco cómo funciona el sistema público de seguros en Alemania, sabrás que se trata de un sistema regulado por ley. Por tanto, aunque tengas que contratar una póliza de seguro, puedes tener la tranquilidad de que no caben abusos ni servicios deficientes. Y en caso de que se den, tienes tu derecho a reclamar.

Existe una amplia oferta de aseguradoras en Alemania, pero todas ellas tienen la obligación proporcionar una cobertura básica amplia y de calidad y que incluye elementos como el seguro dental. Por tanto, da igual qué compañía elijas. Si bien es verdad que existen algunas diferencias en su cartera de servicios, siempre vas a tener una buena cobertura.

Ten en cuenta que, aunque todas las Krankenkasse ofrecen coberturas muy similares, ya que están obligadas por ley, cada una tiene una serie de servicios incluidos en la póliza que no tienen por qué ser iguales entre ellas. Estos servicios son del tipo de cursos de prevención, portales de información sobre el embarazo o ayudas domésticas en caso de que el cuidador principal esté enfermo. Así que merece la pena consultar estos servicios extra para ver cuál es el seguro que más te conviene.

Cuota mensual del seguro médico público

El abono mensual que deberás hacer por tu seguro médico en Alemania es proporcional al sueldo que tengas. Así que da igual cuánto cobres, siempre vas a dedicar a la cobertura sanitaria la misma proporción de tu sueldo, al margen del uso que hagas. Por tanto, no utilizarlo o padecer una enfermedad con un tratamiento muy caro no va a alterar la cantidad que pagues.

seguro-medico-en-alemaniaEstá establecido por ley que la cuota mensual por tu seguro médico equivale al 14,6% de tu salario bruto mensual para el año 2022. Es decir, se trata de una aportación proporcional destinada a evitar abusos y a que todos los trabajadores puedan costeárselo. Si trabajas por cuenta ajena, el pago se reparte entre la empresa y tú a partes iguales. La mitad la abonará la empresa y la mitad saldrá de tu salario.

¿Y si trabajas por cuenta propia? Pues en ese caso tú eres al mismo tiempo el trabajador y la empresa, y por tanto tendrás que pagar la totalidad de la cuota. No obstante, en este caso hay ciertas particularidades: pues optar a una cuota reducida del 14%, si bien con esta cantidad no tendrás derecho a recibir un subsidio por enfermedad ni una prestación por maternidad.

Hay una excepción en caso de que seas artista, publicista o escritor o escritora freelance. En ese caso, deberás probar tu pertenencia a la “Künstler Sozialkasse” (KSK), que cubrirá el pago de la mitad de las contribuciones.

A la proporción de tu sueldo que dediques a pagar tu cobertura sanitaria habrá que añadir una cantidad que dependerá de la aseguradora que decidas contratar. Este añadido supone de media un 1,30% de tu sueldo. También se tendrá en cuenta tu edad y las personas de tu núcleo familiar que dependen de ti, es decir, tus hijos y tu cónyuge, si los tienes. Pero en cualquier caso el incremento no será muy elevado.

Si has contraído matrimonio y/o has tenido hijos, tienes que saber que tu cónyuge y tus hijos pueden estar cubiertos con tu póliza si son dependientes de ti. Por tanto, una sola póliza puede cubrir a toda la familia.

Seguro de enfermedad si tengo un minijob o si estoy en situación de desempleo

En caso de que tu trabajo sea un minijob, no tendrás que abonar ninguna cuota al seguro médico. Tampoco tendrás cobertura, cuidado. Es decir, te vas a encontrar fuera de la ley, ya que nadie te cubre. ¿Y entonces, qué solución hay? Tranquilidad, puede haber varias:

  • Puedes tener cobertura por estar dentro de la póliza de otra persona. Si, por ejemplo, tu cónyuge tiene un seguro público, puede incluirte para que tengas derecho a asistencia sanitaria.
  • Si estás percibiendo una prestación por desempleo, estarás cubierto por la Bundesagentur für Arbeit mientras sigas cobrando de ellos el Arbeitslosengeld I o II.
  • Puedes contratar un seguro de salud voluntario. Este tipo de seguro se contrata directamente en la Krankenkasse, y la cuota no se calcula sobre tu salario, sino sobre tu patrimonio global. Puedes contratar este tipo de seguro en cualquier momento, y rescindirlo cuando quieras en caso de que pases a tener cobertura sanitaria por otras vías.

Hay otra situación que en principio podría resultar comprometida a nivel de cobertura sanitaria, y es si pierdes tu empleo. En este caso, es muy importante que lo notifiques en la Bundesagentur für Arbeit antes de que se produzca la pérdida efectiva del trabajo para que te den de alta como demandante de empleo, ya que así será la propia agencia la que pasará a hacerse cargo de tu seguro médico.

Tal y como hemos dicho, en caso de que encuentres un minijob mientras estás cobrando este subsidio, tampoco tendrás que preocuparte por tu seguro. Será la propia agencia estatal de empleo la que se siga ocupando de tu cobertura.

Seguro médico en Alemania para estudiantes extranjeros y otras opciones

Cabe la posibilidad de que no quieras ir a Alemania a trabajar, sino a estudiar. En este caso, también tendrás que tener tu cobertura sanitaria igual que todo el mundo. Puede darse la posibilidad de que necesites solicitar un visado para entrar en el país. Si es así, como condición para la propia concesión del visado te pedirán que aportes tu póliza de seguro.

Si no necesitas este requisito porque tienes la ciudadanía de un estado de la Unión Europea o de algún otro país que no necesite visado para entrar, tendrás que contratar también un seguro médico en Alemania. Para eso, las compañías tienen pólizas especiales para estudiantes, que pueden ser más o menos caras pero que te pueden cubrir por precios que rondan los 50€ o incluso inferiores.

También es conveniente que dediques un tiempo para comparar las diferentes compañías, ya que dependiendo del tiempo que vayas a pasar en Alemania, de la cantidad de dinero de que dispongas para la cobertura sanitaria, de si vas a estudiar, si vas a venir de au-pair… las opciones pueden ser muy numerosas y diferir bastante entre ellas.

Lo más recomendable es que no tengas prisa y dediques un par de tardes a este asunto, porque puedes conseguir condiciones mucho más convenientes para tu situación sólo por pasarte un rato comparando en lugar de contratar la primera opción que encuentres.

El seguro de salud privado

Todo lo anterior se refiere a los seguros públicos de salud, que tienen reguladas por ley la cuota y las coberturas básicas. Pero también existe la posibilidad de que contrates un seguro de salud privado, siempre que tu sueldo se encuentre por encima de los 5.352,50€ mensuales (cifras actualizadas a 1 de enero de 2022).

En este caso, los servicios que ofrecen no están fijados por ley, sino por el mercado. Por tanto, tendrás que tener en cuenta que las cuotas se establecen no en función de una parte proporcional de tu sueldo, sino de elementos tales como tu edad y tu estado de salud general. Así que, cuanto mayor seas y peor salud vayas teniendo, más caras serán las cuotas.

En este sentido, los seguros privados en Alemania no difieren mucho de los que operan en el resto de los países, ya que, al fin y al cabo, cuanto mayor seas y más delicado sea tu estado de salud, mayor es la posibilidad de que requieras de sus servicios, y también de que tu tratamiento sea más caro.

También es verdad que este tipo de seguro aporta unas coberturas mayores y más individualizadas. Por tanto, siempre puedes comparar los seguros privados con los públicos y valorar si prefieres pagar más por un servicio a medida.

Cómo elegir un buen seguro médico en Alemania

Y teniendo en cuenta todas estas opciones, ¿qué hago para contratar el seguro más adecuado para mi situación particular? Pues medico-alemania-espanoldependiendo de tu situación, tendrás que tomarte más o menos molestias.

Si eres asalariado la empresa se encargará de la elección y la contratación del seguro médico para que no tengas que hacerlo tú. No obstante, si quieres ocuparte personalmente de la elección de la aseguradora, puedes hacerlo sin problemas. Simplemente tendrás que elegir la que prefieras y comunicárselo a tu empresa para que haga los trámites pertinentes.

En caso de que sea la Agencia Estatal de Empleo quien tenga que hacerse cargo de tu cobertura, también deberás comunicarle qué aseguradora has elegido. Y si te encuentras en una situación en la que tengas que contratar un seguro voluntario, también tendrás que hacer una selección de las aseguradoras que más se adaptan a ti para elegir la mejor en tu situación personal, si bien en este caso tendrás que contratarlo personalmente.

No obstante, no siempre es fácil buscar aseguradoras por internet si no conoces el país y no sabes el nombre de ninguna. Así que a continuación puedes consultar un listado de las principales aseguradoras del Alemania de la Asociación Nacional de Fondos Estatutarios del Seguro Médico. Algunas de ellas tienen sus páginas también en español, aunque casi todas tienen la opción del inglés, lo cuál puede ser de ayuda si todavía no dominas el idioma.

Copago farmacéutico

Hay un elemento que también es interesante que sepas. Y es que, en Alemania, cuando un médico te receta un medicamento, éste no está 100% incluido en el seguro. Si bien es cierto que está regulado para evitar abusos a la hora de administrar tratamientos, también lo es que te va a tocar pagar una parte. Actualmente, el copago para medicamentos prescritos está establecido entre los 5 y los 10 euros.

Documentación para contratar el seguro médico

Lo más normal es que no tengas que preocuparte mucho de este punto, ya que si trabajas por cuenta ajena tu empresa se encargará de realizarlo. Sólo tendrás que proporcionarle la documentación correspondiente a la hora de firmar el contrato de trabajo y ellos se encargarán del resto. Si te encuentras en situación de desempleo tampoco tendrás que hacer el alta personalmente, ya que se encargará la Bundesagentur für Arbeit.

No obstante, en caso de que seas estudiante, au-pair o sólo trabajes en un minijob, entre otras opciones, sí que tendrás que hacer un seguro voluntario personalmente. Así que es conveniente que sepas cuál es la documentación que tendrás que presentar:

  • DNI o pasaporte
  • Fotografía, para la tarjeta sanitaria
  • Anmeldung
  • Formulario de la Krankenkasse a la que te dirijas, cumplimentado

*Con respecto al Formulario E104, que es el certificado de la Seguridad Social en España, no tendrás que preocuparte. Desde junio de 2021 será la propia Krankenkasse quien solicitará al INSS en España la información sobre cotizaciones a través del sistema europeo de intercambio electrónico de Seguridad Social (EESSI).

Una vez tengas contratado tu seguro médico en Alemania, te enviarán a tu domicilio tu tarjeta sanitaria y una carta con el número de afiliación a la Seguridad Social. También podrás consultarlo en tus nóminas. Este número es importante, ya que te lo pueden pedir para muchos otros trámites.

Si quieres más información sobre el seguro médico en Alemania, puedes consultar este folleto en español de la ciudad de Hamburgo al respecto. 

X